Cómo ahorrar en electricidad a través del etiquetado energético de los electrodomésticos

La mitad de las provincias andaluzas no ven todos los canales por interferencias entre señales de TV (@FAITELANDALUCIA)
17 July, 2015
¿Qué cubre y qué no un seguro de hogar?
27 August, 2015
Mostrar todo

Cómo ahorrar en electricidad a través del etiquetado energético de los electrodomésticos

EU INSTALACIONES / 3 de agosto de 2015

Cada vez se hace más necesario que nuestros electrodomésticos posean un menor consumo energético. La eficiencia energética de un electrodoméstico es la capacidad que tiene para realizar su función con un consumo de energía menor. La etiqueta energética de los electrodomésticos es una herramienta informativa que permite saber de forma rápida y sencilla la eficiencia energética de los electrodomésticos.

El sistema se basa en una escala de clasificación por letras y colores, que va desde la A y el color verde, para los equipos más eficientes, a la D y el color rojo, para los equipos menos eficientes. Incluye hasta 3 clases adicionales de eficiencia energética: A+, A++ y A+++. También incluye una serie de pictogramas con información adicional sobre las características del equipo.

El etiquetado energético es obligatorio en toda Europa para los siguientes tipos de electrodomésticos:

  • Frigoríficos y Congeladores.
  • Lavadoras
  • Lavavajillas
  • Secadoras
  • Lavadoras – secadoras
  • Fuentes de luz domésticas
  • Horno eléctrico

La eficiencia energética se mide con la siguiente escala:

Los más eficientes:

  • A+++
  • A++
  • A+

Consumo moderado:

  • A
  • B
  • Alto consumo
  • C
  • D

A pesar de que los aparatos más eficientes son más caros en el momento de la compra, se amortizan generalmente antes de la finalización de su vida útil por lo que el ahorro es mucho mayor.

La etiqueta energética lleva informando a los consumidores de electrodomésticos desde 1995. Debido a los grandes avances tecnológicos producidos desde entonces, se ha revisado esta etiqueta para adaptarla a la eficiencia energética de los equipos actuales.

La Unión Europea ha establecido unas fechas de implantación de la nueva etiqueta, referenciadas únicamente a la implementación en aparatos de refrigeración, lavadoras y lavavajillas:

– Desde diciembre de 2011 el suministro de la nueva etiqueta energética de la Unión Europea pasa a ser obligatorio, no pudiendo suministrarse ya la antigua.

– Desde abril de 2012 pasa a ser obligatorio mencionar la nueva clase energética en todo el material de comunicación donde se incluya información relacionada con energía, precio o datos técnicos.

Los productos puestos en el mercado antes de diciembre de 2011 y que muestren la etiqueta antigua pueden seguir vendiéndose sin limitación de tiempo.

El etiquetado energético pretende que los consumidores, a la hora de adquirir un nuevo electrodoméstico, tengan mayor información sobre el consumo energético e identifiquen de forma más rápida y sencilla su eficiencia energética.

Cualquier aparato que se ponga a la venta y para el que exista un etiquetado energético debe contar con la correspondiente etiqueta indicadora del consumo de energía y además debe publicarse determinada documentación técnica (ver más abajo: “¿Qué son los reglamentos delegados?”).

Las etiquetas y la información sobre el producto deben suministrarse de forma gratuita a los distribuidores, que están obligados a colocar las etiquetas de modo visible y legible. En caso de venta a distancia, por ejemplo vía internet, el vendedor está obligado a facilitar de algún modo a los compradores la información sobre el producto contemplada en la Directiva y la legislación conexa.

etiqueta-energetica1

Ahora, a partir del 26 de septiembre de 2015, con la entrada en vigor de las directivas «diseño ecológico» y «etiquetado energético», ésta será también de obligada aplicación equipos de calefacción y de producción de agua caliente sanitaria. La Directiva 2010/30/UE introduce la obligación de indicar, a través de los datos de la etiqueta y técnicas, el consumo de energía de los productos relacionados con la energía. Existirán escalas de clasificación energética ligeramente distintas para el servicio de calefacción y para la producción de A.C.S. Concretamente, en la escala de calefacción será de A++ a G. En la escala de producción de A.C.S. será de de A a G. Los equipos de ofrezcan ambos servicios requerirán de etiquetas que incluyan ambas clasificaciones.

La Comisión Europea, en cualquier caso, va a simplificar su sistema de etiquetado energético de los electrodomésticos. Para ello eliminará los grados más confusos que van de la A +++ a la G, y volverá a una escala A-G más clara para los consumidores. Además, mantendrá el esquema de colores, del rojo (mayor gasto) a verde (más ahorro) . Una de las novedades de la normativa de etiquetado energético será que cada 10 años se revisrá el etiquetado para que se amolde al gusto de los usuarios y consumidores.

Los consumidores no sabían diferenciar mucho si la A+, era mejor o peor que la A+++. La confusión era enorme y las asociaciones se han movido en Bruselas para cambiar el etiquetado y lo han conseguido. Aplauden la medida por parte de la Comisión. No tanto los fabricantes, que podrían ver inconvenientes para diferenciar a productos nuevos de los antiguos. Es decir, un televisor fabricado en 2015 con letra A hace una pequeña mejora y convierte su nuevo modelo en 2016 en categoría C cuando realmente es más eficiente que el modelo anterior con A.

Lo que es seguro es que el etiquetado no llevará el consumo total de energía de cada producto. No dirá que un televisor consume tantos kilovatios porque dependerá del tiempo que esté encendido o si se queda en stand by por las noches o totalmente apagado.

Los Estados Miembros tendrán la obligación de informar a los consumidores sobre todos los cambios que se van a producir. Lanzarán campañas de promoción y advertirán a los productores de que serán multados si sus productos no están correctamente etiquetados. Es como lo de los precios en temporada de rebajas. Las tiendas están obligadas a poner el precio anterior y el precio rebajado.

Comments are closed.