Cómo preparar tu vivienda ante la llegada de las lluvias de otoño

Cómo conectarte de manera segura a una red wifi pública
14 September, 2015
Recarga de coches eléctricos en comunidades: sí, pero a cuenta del interesado
30 September, 2015
Mostrar todo

Cómo preparar tu vivienda ante la llegada de las lluvias de otoño

Con la llegada del otoño y las primeras lluvias llegan también a nuestra vivienda múltiples problemas y un notable reputen de los siniestros. Entre los principales, se encuentran filtraciones de agua, daños eléctricos, roturas de tuberías y cristales, atrancos y otro tipo de problemas y desperfectos derivados de la incidencia del temporal sobre nuestro inmueble. Con el objetivo de reducir estos riesgos, recopilamos algunos consejos de especialistas:

1. Revisa la azotea y el tejado. La limpieza de la azotea y de los tejados es una clave simple y muy efectiva para mantener los siniestros al margen. Deshazte del polvo y los residuos (hojas secas, escombros, basura, etcétera) acumulados durante el año: esto evitará que tus bajantes se tapen, permitiendo que el agua de lluvia corra de forma fluida durante todo el temporal.

2. Fuera restos. Limpia los sumideros del resto de la finca de hojas, papeles y cualquier otro tipo de suciedad que pueda obturar el tránsito del agua.Las arquetas de los sistemas de alcantarillado se tienen que mantener limpias, ya que recogen toda el agua de lluvia. Si han acumulado restos de basura, lo más probable es que acaben atascándose y provocando ruidos y malos olores.

Retira las malas hierbas de tu propiedad o comunidad de vecinos y poda árboles y arbustos.

3. Revisa el aislamiento y la estanqueidad que proporcionan puertas y ventanas. Las fuertes lluvias pondrán a prueba su buen estado y pueden ser el inicio de problemas de humedades en el interior de la vivienda.

4. Calefacción. Revisa el funcionamiento de la bomba de calor y purga radiadores para tener todo preparado ante la llegada del frío.

5. Protege los elementos de tu jardín. El agua puede estropear el mobiliario, y el viento puede provocar que alguna pieza de comedores o cenadores que están al aire libre se suelte y acabe rompiendo cristales o tuberías.En épocas de lluvias, además, la mayor parte de los cortocircuitos se deben la falta de aislamiento de la instalación eléctrica, por lo que asegúrate de que no hay dispositivos rotos o deteriorados que permitan la entrada de agua. Presta también especial atención si cuentas con terrazas o patios equipados con toldos, antenas o electrodomésticos.

Comments are closed.