Consejos para estar frescos consumiendo poca energía

EU Instalaciones
Empresas responsables: Protocolos de seguridad en la gestión integral de instalaciones en comunidades de propietarios
2 January, 2018
Qué hacer y qué no hacer a la hora de utilizar un extintor
8 January, 2018
Mostrar todo

Consejos para estar frescos consumiendo poca energía

Combatir el calor veraniego con el uso del aire acondicionado no está reñido con una actitud responsable y ecológica: presentamos algunas nociones para gastar lo menos posible 

Para combatir el calor del verano es de obligado cumplimiento disponer de algún aparato de aire acondicionado. La parte negativa es que el uso excesivo e incorrecto puede ocasiones un gasto innecesario en la factura de la luz, algo que se puede corregir conociendo algunos detalles que ayudarán a sacar el máximo aprovechamiento de estos aparatos sin que conlleve un problema en la economía familiar.

Es importante tener en cuenta algunos consejos que son fáciles de entender y que facilitarán mucho las cosas a la hora de no tener ningún susto económico por un uso inadecuado del aire acondicionado. Estos serían los elementos básicos:

Atención a la temperatura

La diferencia máxima entre la temperatura que haya en el exterior y en el interior debe ser de 12 grados. Cada grado de diferencia que pongas, consumirás un 8% más de energía. La más adecuada es entre los 24ºC y los 26ºC, exceptuando situaciones extremas.

La clave está en el etiquetado

Todos los electrodomésticos tienen una etiqueta identificadora en la que se indica el grado de eficiencia que tiene. La letra A, acompañada de «+» y el color verde, son indicativos de un aparato eficiente energéticamente. Adquirir un electrodoméstico eficiente, con un indicativo A+++, supone un ahorro de un 40% en el consumo de energía. Si disponemos de un aparato de aire acondicionado eficiente se puede llegar a ahorrar hasta un 60% más que uno convencional.

Elementos externos

Hay detalles que pueden ayudar mucho a no depender tanto del aire acondicionado. La selección de la pintura de la casa, por ejemplo, permite un mejor aislamiento térmico, ya que los colores blancos reflejan la radiación solar y contribuyen a mantener el aire fresco en las habitaciones.

Cuando el calor no es excesivo es aconsejable utilizar ventiladores de techo o portátiles para ahorrar energía y dinero. Cabe recordar que es muy perjudicial dormir con el aire acondicionado puesto porque seca las mucosas y entumece las articulaciones.

La importancia del mantenimiento

Mantener los filtros de aire limpios es fundamental para que nuestro aire acondicionado funcione correctamente. Lo más aconsejable es acudir a un profesional, pero se puede realizar el trabajo teniendo cuidado de no usar nada punzante que pueda dañar la instalación.

El asesoramiento de los especialistas

A la hora de la elección del aparato y también de la colocación hay que dejarse aconsejar por los profesionales. Dependiendo del lugar donde se vaya a colocar el aire acondicionado elegiremos un aparato u otro para conseguir una mayor eficacia. También debemos tener en cuenta el tamaño de la vivienda para así adecuar el equipo al  espacio que necesitamos. Un espacio muy grande podría necesitar de más de un aparato.

Hábitos para minimizar el calor

Un buen aislamiento mantiene la temperatura interior y evita un uso excesivo del aire excesivo. Además, no se nos debe olvidar ventilar por la noche o por la mañana a primera hora la casa porque eso refrescará el ambiente. Mantener en penumbra la casa durante el resto del día evitará que la temperatura incremente en el hogar. Por otro lado, apagar el aire momentos antes de salir de casa hará que el frío en el ambiente se mantenga y ahorremos energía.

Además, será aconsejable instalar los aparatos lo más alejado del sol directo posible. Si el sol le da constantemente no sólo puede dañar el sistema, sino que le costará más funcionar y, por tanto, consumirá más.

Comments are closed.