Fórmulas efectivas para maximizar la eficiencia energética de un edificio

EU Instalaciones
Seis averías que se convierte en una pesadilla para las comunidades de vecinos
27 June, 2017
Piscina salada
Las claves para decantarse por las piscinas saladas en comunidades de propietarios
7 August, 2017
Mostrar todo

Fórmulas efectivas para maximizar la eficiencia energética de un edificio

Tras hacer una auditoría energética hay que hacer hincapié en controlar la iluminación, los ascensores y el el aislamiento térmico como algunos de los principales elementos a mejorar en el ahorro colectivo

Para controlar el gasto en energía de una comunidad de vecinos es conveniente tomar medidas. Hoy una de las mejores opciones es conseguir que el edificio cuente con medidas de eficiencia energética para no gastar más de lo necesario.

El primer paso para lograrlo debe ser realizar una auditoría energética, que es una herramienta de estudio, inspección, análisis y búsqueda de resultados a través de la cual se puede identificar cómo se reparte el consumo energético en el edificio y propone las medidas más adecuadas para mejorarlo.

Si hablamos de edificios antiguos o mal aprovechados según los resultados de ese estudio, lo más conveniente es hacer una rehabilitación energética. El objetivo será la mejora en las instalaciones y edificaciones, desde puntos consumidores de energía como iluminación o climatización hasta aislamientos térmicos interiores y exteriores de fachadas.

Iluminación, climatización, calderas, ascensores, grupos de depuración, grupos de presión, puertas de garajes, bombas hidráulicas y bombas de extracción son algunos de los elementos que deben estar bajo constante vigilancia para conseguir que el consumo descienda tomando las medidas más convenientes.

En cuanto a la iluminación, una buena medida puede ser la instalación de sistemas de detección de personas, así como el uso de temporizadores acordes con cada necesidad lumínica, o la programación del encendido/apagado de luces por zonas y épocas del año.

La tecnología LED representa otro paso adelante en el ámbito del ahorro, llegando a ser conveniente la sustitución de los sistemas de alumbrado por este tipo de iluminación que resulta más eficiente, duradera y económica.

Las instalaciones deben ser eficientes porque cuanto más eficiente sea un aparato, menos energía consume para funcionar. Sólo los sistemas de climatización consumen el 50% de la energía consumida en la vivienda.

El escaso aislamiento térmico, las fugas de aire y una ventilación inadecuada son los principales focos de pérdidas de energía de un edificio. La rehabilitación energética eficiente debe centrarse sobre todo en solucionar estos tres puntos llevando a cabo diferentes actuaciones. En el caso del aislamiento, se puede reducir la necesidad de calefacción en un 40% en invierno, y evitar por completo la necesidad de aire acondicionado en verano.

Otras medidas importantes serían instalar calderas de condensación, sistemas basados en la aerotermia mediante bomba de calor, radiadores de baja temperatura, sistemas de suelo o techo radiante, sistemas de aire acondicionado con tecnología inverter, utilizar energías renovables, o individualizar el consumo de climatización mediante sistemas de regulación y control para evitar derroches de energía.

También hay que intentar ahorrar con los ascensores. Es importante que los ascensores cuenten con mecanismos de maniobra selectiva para activar la llamada más cercana y evitar que se hagan viajes con el ascensor vacío. Otro factor a tener en cuenta es la iluminación del ascensor. No es necesario que esté permanentemente iluminado.

Comments are closed.