La puesta a punto de las piscinas en periodo de reapertura

Medidas para la prevención de incendios en las comunidades de vecinos
24 March, 2017
EU Instalaciones
Nuevos porteros electrónicos: más comodidad y seguridad en tu comunidad de vecinos
26 May, 2017
Mostrar todo

La puesta a punto de las piscinas en periodo de reapertura

Cuando se acerca el calor, las comunidades de vecinos tienen que empezar a preparar la puesta a punto de las piscinas comunitarias y para ello deben iniciar unos trámites básicos con los que asegurar el buen servicio a los vecinos.

Vaciado, limpieza y desinfección del vaso, sustitución de la arena del filtro, limpieza y desinfección del bordillo, playas y duchas, pintado del vaso con poliuretano, tratamiento de desinsectación en zonas verdes, llenado de la piscina y tratamiento de choque son los puntos básicos que se deben cumplir en la revisión de las piscinas antes de su reapertura anual. Las deficiencias higiénico-sanitarias detectadas en inspecciones realizadas en temporadas anteriores, deberán ser subsanadas antes de la reapertura de la piscina.
Hay varios pasos que son de obligado cumplimiento:
  • Revisar las instalaciones: previamente a la apertura, deberá comprobarse que las instalaciones, como las duchas, el interior del vaso (azulejos desprendidos o rotos), pavimentos o escalones con antideslizantes para evitar resbalones o las escaleras están en buen estado.
  • Revisión del grupo bomba de la depuradora y de las protecciones eléctricas del equipo de depuración, con especial dedicación a la protección sobre contactos indirectos.
  • Vigilar el estado de los elementos de protección: a fin de evitar accidentes, es importante asegurar que todos los elementos de protección de los bañistas (vallado de la piscina o flotadores salvavidas) se encuentran en condiciones óptimas.
  • Posibles desperfectos: es en esta época cuando hay que corregir y reparar los posibles desperfectos causados por las inclemencias meteorológicas propias del frío y largo invierno, ya que por efecto de la congelación del agua es posible encontrar los sumideros agrietados, las duchas y las escaleras rotas por este mismo motivo, el motor y las válvulas de la depuradora oxidadas.
  • Plazo de arreglo: estos desperfectos deben subsanarse antes de mediados de junio, que es cuando normalmente se abren las piscinas a los bañistas. El proceso de reparación suele ser largo y sobre todo costoso si no se hizo un buen invernaje o si durante el tiempo que ha estado cerrada la piscina  el agua no se ha tratado para mantener correctamente los parámetros de cloro y pH o se ha dejado sin tapar con una lona que la protegiera de la suciedad exterior.
  • Elementos de salvamento: es de vital importancia comprobar el estado de conservación de los elementos de salvamento, tales como los aros salvavidas y demás materiales propios del auxilio de los bañistas ante posibles ahogamientos, así como el botiquín, que debe estar bien surtido y renovado cada temporada.
  • Socorrista: es obligatorio contratar a un socorrista titulado y registrado en la Consejería de Sanidad en piscinas comunitarias de más de 30 viviendas. Dependiendo de los horarios de apertura, habrá que contratar a más de uno para hacer turnos.
Una empresa cualificada debe ser la encargada de realizar este trabajo. Lo ideal es comenzar con este tipo de servicios en los meses de marzo y abril para tener el tiempo suficiente para la puesta en marcha.

Comments are closed.