Las novedades del nuevo Reglamento de instalaciones de protección contra incendios

Serie LS baja en sal: un sistema de cloración salina para piscina con muchas ventajas
25 March, 2018
Mostrar todo

Las novedades del nuevo Reglamento de instalaciones de protección contra incendios

Desde el pasado 12 de junio existe un nuevo Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI) , aunque no entró en vigor hasta el pasado mes de diciembre. Se puede hablar de un cambio notable con respecto al Real Decreto anterior y hace hincapié en determinar las condiciones y los requisitos exigibles al diseño, instalación, mantenimiento e inspección de los sistemas de protección activa contra incendios.

El nuevo reglamento incorpora novedades como la inspección periódica por parte de organismos de control y los sistemas de protección contra incendios nueva creación. Su aplicación afecta tanto a empresa mantenedoras e instaladoras como a fabricantes, importadores, distribuidores u organismos que intervengan en la certificación o evaluación técnica de los productos, entendiendo como tales los equipos, sistemas y componentes que conforman las instalaciones de protección contra incendios.

Una de las principales novedades que incorpora el nuevo RIPCI es la revisión que se hace de los medios humanos mínimos exigibles a empresas mantenedoras e instaladoras, debiendo poder acreditar que cuentan con, al menos, un operario cualificado para todos y cada uno de los sistemas para los que están habilitados, así como de un técnico con titulación universitaria o equivalente.

El  Reglamento incorpora condiciones de instalación y mantenimiento para cinco nuevos sistemas:

– Alumbrado de emergencia.

– Señalización luminiscente.

– Sistemas fijos de extinción por aerosoles condensados.

– Mantas ignífugas.

– Sistemas para el control de humo y calor.

Empresas Instaladoras y empresas mantenedoras de instalaciones de protección contraincendios

El ámbito de actuación de las empresas instaladoras se enfoca a los órganos competentes de las comunidades autónomas dando unas directrices de mínimos. Se hace especial mención en este nuevo reglamento de protección contra incendios a los extintores portátiles y se especifica que en caso de superficies de establecimientos inferiores a 100 m² o viviendas unifamiliares, éstos podrán ser instalados por el usuario.

Para poder ejercer las funciones de empresa instaladora, la empresa deberá cumplir los siguientes requisitos:

– Las obligaciones derivadas del cumplimiento de las prescripciones establecidas en el Reglamento, relacionadas con la instalación de equipos y sistemas de protección activa contra incendios que ejecuten las empresas instaladoras.

– Facilitar al titular o usuario de la instalación, así como a la dirección facultativa, la documentación técnica e instrucciones de mantenimiento correspondientes a la instalación, necesarias para su buen uso y conservación

– Disponer de un certificado de calidad del sistema de gestión de la calidad implantado, emitido por una entidad de certificación acreditada

Entre las obligaciones de las empresas instaladoras están las siguientes:

– Deben abstenerse de instalar los equipos y sistemas de protección contra incendios que no cumplan las disposiciones vigentes que les sean aplicables, poniendo los hechos en conocimiento del comprador o usuario de los mismos, por escrito y de forma fehaciente.

– Una vez concluida la instalación, la empresa instaladora facilitará al titular o usuario de la misma la documentación técnica e instrucciones de mantenimiento correspondientes a la instalación, necesarias para su buen uso y conservación.

– Es responsabilidad de la empresa instaladora detectar fallos e informar por escrito a los responsables de la instalación antes de la ejecución. De esta forma, cuando un ingeniero pueda cometer un error, tendrán la responsabilidad de detectarlo.

Inspecciones periódicas

Las instalaciones deben someterse a una inspección periódica cada 10 años desde su puesta en servicio, por parte de un organismo de control autorizado. Los inmuebles afectados son los siguientes:

Uso Administrativo con Superficie mayor o igual a 2000m2.

Uso Docente con Superficie mayor o igual a 2000m2.

Uso Comercial con Superficie mayor o igual a 500m2.

Uso Pública concurrencia con Superficie mayor o igual a 500m2.

Uso Aparcamiento con Superficie mayor o igual a 500m2.

Uso Residencial Público y uso Hospitalario.

Usos anteriores con superficies menores si contiene zonas o locales de riesgo especial alto (C.T.E.).

Uso industrial no afectado por RD 2267/2004.

Instalaciones existentes con 10 o más años de antigüedad:

– Antigüedad mayor o igual a 20 años: en el plazo de 1 año.

– Antigüedad mayor o igual a 15 años y menor de 20 años: en el plazo de 2 años.

– Antigüedad mayor a 10 años  y menor de 15 años: en el plazo de 3 años. De igual manera las que cumplan 10 años en el periodo (12/12/2020).

Para los equipos o sistemas ya instalados o con fecha de solicitud de licencia de obra, con anterioridad a la entrada en vigor de este reglamento, únicamente les será de aplicación aquellas disposiciones relativas a su mantenimiento y a su inspección. Las actividades de mantenimiento no previstas anteriormente en el Real Decreto 1942/1993, de 5 de noviembre, deberán comenzar a realizarse en un plazo máximo de un año, a partir de la entrada en vigor de este reglamento.

Serán obligaciones de las empresas mantenedoras las siguientes acciones:

– Entregar un informe técnico al titular, en el que se relacionen los equipos o sistemas que no ofrezcan garantía de correcto funcionamiento, presenten deficiencias, que no puedan ser corregidas durante el mantenimiento.

– Conservar, al menos durante cinco años, la documentación justificativa de las operaciones de reparación y mantenimiento que realicen.

– Emitir un certificado del mantenimiento periódico efectuado, anexando copia de las listas de comprobación utilizadas, durante las operaciones y comprobaciones ejecutadas, con las anotaciones realizadas y los resultados obtenidos.

– En el caso de extintores de incendio, la empresa mantenedora colocará en todo extintor que haya mantenido, fuera de la etiqueta del fabricante del mismo, una etiqueta con su número de identificación, nombre, dirección, fecha en la que se ha realizado la operación, fecha en que debe realizarse la próxima revisión. Asimismo, las empresas mantenedoras de extintores de incendio llevarán un registro en el que figurarán los extintores y las operaciones realizadas a los mismos.

En cuanto a las operaciones de mantenimiento que se deben efectuar a los distintos sistemas de protección contra incendios se establecen, en algunos casos, nuevas intervenciones a realizar:

Los sistemas de señalización luminiscente se someterán al programa de mantenimiento establecido por el fabricante. La vida útil de las señales fotoluminiscentes será la que establezca el fabricante de las mismas. En el caso de que el fabricante no establezca una vida útil, esta se considerará de 10 años. La vida útil se contará a partir de la fecha de fabricación de la misma.

Comments are closed.