Medidas para la prevención de incendios en las comunidades de vecinos

Guía práctica para “amortiguar” subida del precio de la luz
24 February, 2017
La puesta a punto de las piscinas en periodo de reapertura
18 April, 2017
Mostrar todo

Medidas para la prevención de incendios en las comunidades de vecinos

Todas las comunidades de propietarios deben contar con unas medidas de protección contra incendios. En función de los metros cuadrados del edificio y otros condicionantes, se deben instalar los extintores, luces de emergencia, señalización luminiscente de salidas de emergencia, hidrantes, puertas ignífugas y detectores de humo, al margen de todos los elementos de protección pasiva relativos a la construcción del propio inmueble.
Todo ello está enfocado a que, en caso de registrarse incendios en comunidades de propietarios, no se propaguen y si lo hacen se puedan sofocar antes de que causen daños importantes. Estos elementos deben estar correctamente instalados y revisados en tiempo y forma. Por ello es importante que el administrador de fincas mantenga una relación directa con la empresa homologada contra incendios.
La mayor parte de las viviendas no dispone de los elementos básicos de seguridad contra incendios como son el detector de humo y extintor. Según un Informe de la Asociación Española de Sociedades de Protección Contra Incendios Tecnifuego AESPI, el 90% de las comunidades de propietarios antiguas no dispone de las medidas de seguridad contra incendio básicas, que el Código Técnico de Edificación exige en los espacios comunes de la finca como portales, garajes, trasteros o escaleras. Esto también sucede en el 20% de las comunidades de propietarios de nueva construcción.

Extintores

Se deben encontrar al alcance de cualquier persona que se vea afectada en una situación de incendio.
Deben existir extintores portátiles en cada planta del edificio, y al menos uno debe estar colocado a 15 metros del origen de evacuación o de la puerta de salida de la vivienda.
Su buen mantenimiento, a través de especialistas, es crucial.

Altura de Evacuación

Es la máxima diferencia de cotas entre un origen de evacuación y la salida de edificio que le corresponda. A efectos de determinar la altura de evacuación de un edificio no se consideran las plantas más altas del edificio en las que únicamente existan zonas de ocupación nula.
Si se trata de una comunidad de vecinos cuya altura de evacuación excede los 80 metros, ésta precisará de una instalación automática de extinción. Si en cada planta dicha altura supera los 28 metros, será necesaria la incorporación de un ascensor de emergencia.

Consejos fundamentales en la prevención:

-Mantener la red eléctrica del edificio en buenas condiciones. La mayoría de incendios que tienen origen en las comunidades de propietarios se deben a un deficiente estado de la red eléctrica. En muchas ocasiones, los edificios más antiguos no cumplen con el Reglamento de Baja Tensión (REBT), lo que puede provocar cortacircuitos con un alto riesgo de incendio.

 

-Sustituir materiales combustibles por otros ignífugos. Todavía existen comunidades de vecinos con las paredes de portales, rellanos y escaleras forradas con madera y barnices inflamables. Las moquetas, sofás, alfombras, cortinas… también pueden ser el origen del fuego  por lo que conviene sustituirlos por otros materiales con una mayor resistencia al fuego.

-Instalar puertas cortafuegos en el edificio. Las puertas cortafuego evitan la propagación del incendio y permiten la rápida evacuación de los vecinos.

-Señalización de las vías de evacuación y alumbrado de emergencia. En caso de incendio, es de vital importancia que las vías de evacuación y salidas de emergencia se encuentren perfectamente señalizadas y libres de obstáculos que impidan la libre salida del edificio en caso de incendio.

-Limpieza en la Comunidad de Propietarios, especialmente en garajes y trasteros. A la hora de prevenir incendios en las comunidades, es fundamental el orden y la limpieza. Acumular basura, cartones, muebles o líquidos inflamables en garajes y trasteros supone un alto riesgo de incendio. También es muy importante que los garajes estén ventilados y prohibir fumar dentro de ellos, pues muchos fuegos se producen por cigarrillos mal apagados.

-Revisión de los Sistemas de Protección Contra Incendios. De nada sirven los sistemas de Protección Contra Incendios (Alarma de Incendios, BIEs, Hidrantes…)  si no se encuentran en perfecto estado. Deberán realizarse las revisiones periódicas establecidas por ley por una empresa mantenedora autorizada con el fin de garantizar su buen funcionamiento.

Si necesita alguna información adicional, no dude en contactar con nuestros especialistas.

Comments are closed.