Quejas por los retrasos en el pago de ayudas del plan de construcción sostenible

Los fondos del plan de la construcción sostenible se agotan en pocas horas
12 February, 2015
La nueva obligación con el fisco de las comunidades de propietarios
25 February, 2015
Mostrar todo

Quejas por los retrasos en el pago de ayudas del plan de construcción sostenible

A raiz de la información publicada ayer sobre la polémica forma de otorgar subvenciones «exprés» de los fondos del Plan de Construcción Sostenible de la Junta de Andalucía, numerosos empresarios se han puesto en contacto con ABC para denunciar que no entienden cómo la Junta de Andalucía ha abierto una nueva línea de ayudas sin haber pagado la del año pasado. Cabe recordar que se repartieron 74,5 millones en solo ocho horas.

Los empresarios, que no han querido dar sus datos por temor a represalias de las subvenciones pendientes de cobrar, señalan que han realizado numerosas obras en las que ellos han adelantado el IVA para después cobrar solamente a sus clientes la diferencia entre el importe final y la subvención, con lo cual han perdido dinero.

Además, ponen de manifiesto el tremendo papeleo que tuvieron que hacer para intentar acceder a estas ayudas. Primero les dijeron que no necesitaban licencia de obra menor, y luego la Junta cambió de opinión y les trasladó que sí se lo exigía. Las tasas municipales que tuvieron que pagar en alguna ocasión, como el cambio de la carpintería metálica por una de doble acristalamiento, o simplemente un calentador de agua por uno solar, casi abarcan la ayuda completa.

Al cliente final que teoricamente iba a recibir la subvención, les exigían tres certificados. Los dos primeros, correspondientes a estar al día con la Hacienda pública tanto a nivel nacional como autónómico; y el tercero, no tener deudas con la Seguridad Social. «Muchos de mis clientes eran jubilados que dejaron de declarar hace tiempo –señala uno de los afectados–, fíjese el numerito para el papeleo».

La queja en la que también han coincidido los pequeños empresarios es «el doble baremo». Para las subvenciones pequeñas, en torno a los 400 euros, no han tenido problemas. Sin embargo, para las grandes, de más de cuatro mil euros, sí los han tenido. Denuncian que muchas fueron rechazadas por defectos de forma y consideran que este rechazo escondía una practica dilatoria.

El director gerente de Fedeme, Federación de Empresarios del Metal, Carlos Jacinto, corrabora estas denuncias. «Tenemos muchísmos asociados, casi todos pequeños empresarios, con quejas por retrasos. No entendemos cómo se ha abierto una nueva línea de ayudas sin pagar la del año pasado». Y da datos: «Un 35 por ciento de los que pidieron ayuda y tienen resuelto el expediente desde el verano pasado no han cobrado. Pero es más, el 80 por ciento de nuestros instaladores no han acudido a esta nueva convocatoria. Prefieren abaratar los precios para no tener que depender de los problemas que se generan», concluye.

Fuente: ABC

Comments are closed.